Saltar al contenido
Educándose En Línea

Candidiasis Tratamientos,síntomas e información

                                   Definición de candidiasis

images?q=tbn:ANd9GcQ7fzNM4U1iAomrHVKaXpQneuILkghP5IFO0CxzzuI5 DWErGs  - Candidiasis Tratamientos,síntomas e información

La candidiasis (candidiasis, moniliasis) es una infección causada por diversas variedades de candida (‘hongos’), especialmente candida albicans. La infección de las membranas mucosas, como ocurre en la boca o la vagina, es frecuente entre los individuos con un sistema inmunológico normal.

Sin embargo, estas afecciones son más frecuentes o persistentes en personas con diabetes o enfermos de sida y en las mujeres embarazadas.

Forman parte del grupo de las enfermedades más frecuentes que afectan al hombre e incluso se puede afirmar que prácticamente todos los hombres a lo largo de su vida la padecerán alguna vez. Existen tres tipos de micosis humanas: superficiales, intermedias como las candidiasis y profundas. Las habituales en España son las superficiales y las candidiasis. En este apartado comentaremos las candidiasis mucocutáneas, cuyo agente patógeno es la Cándida albicans.

Causas

La mayoría de las especies de Cándida son saprofíticas pueden formar parte de la flora cutánea con excepción de la Cándida albicans que cuando se encuentra en la piel es agente etiológico de una candidiasis primaria. Hay múltiples factores predisponentes a la infección candidiásica: unos dependen del huésped y otros de las condiciones ambientales.

Dentro de los primeros están los fisiológicos, los genéticos y los adquiridos. Así los recién nacidos, las mujeres en el periodo premenstrual o embarazadas, los pacientes con síndrome de Down, diabetes, linfomaleucemia, que toman antibióticos o corticoides o inmunosupresores o tienen enfermedades debilitantes, tienen mayor facilidad para padecer esta dermatosis. Entre los factores ambientales la humedad, el calor, la maceración crónica, por ejemplo, de las comisuras en los ancianos, las prótesis dentarias mal ajustadas, la fricción entre dos superficies cutáneas favorecen la infestación.

Síntomas

Los síntomas varían dependiendo de la localización. Desde el punto de vista dermatológico interesan las candidiasis mucosas y las cutáneas. Dentro de las primeras y afectando a la mucosa está el muguet. Éste se manifiesta como unas placas cremosas y blanquecinas que confluyen en dorso de la lengua, velo del paladar, mucosa gingival y genital. Al desprenderse dejan al descubierto una mucosa roja y congestiva. También la infección pude manifestarse como una lengua roja, lisa, brillante y dolorosa o como una afectación de las comisuras bucales en forma de placas triangulares, con escamas y fisuras en el centro o afectando a los labios, principalmente al inferior con escamas adherentes de color grisáceo y erosiones.

La mucosa genito-perianal es otra localización habitual de estas infecciones, representando el 20-30 por ciento de las infecciones vaginales. Se presenta como un enrojecimiento y edema de los labios menores que se puede extender hacia labios mayores, periné, pliegues inguinales e interglúteo, acompañado de prurito y “quemazón”. La misma afectación puede afectar a genitales externos masculinos. Dentro de las candidiasis cutáneas vamos a hacer referencia a dos cuadros: las candidiasis de los pliegues o intertrigos candidiásicos y las onicomicosis.

Prevención

Mantener una buena higiene suele evitar episodios de candidiasis. Es importante secar bien los pliegues de la piel una vez se sale de la ducha, así como cepillarse los dientes y utilizar colutorios de flúor oral. El tabaco debe evitarse.

Para evitar las candidiasis en la zona genital se pueden usar preservativos para impedir el contacto. En el caso de las mujeres embarazadas se recomienda además tomar yogures bioactivos para favorecer la acidez de la flora vaginal.

Tipos

Intertrigos candidiásicos

Es la forma clínica más frecuente. Puede afectar a grandes pliegues como son axilas, ingles, pliegue interglúteo, región submamaria, cara lateral de cuello o pequeños pliegues como son espacios interdigitales de manos, pies y región retroauricular. La piel está enrojecida, ligeramente edematosa y puede que en la superficie haya elementos vesiculo-pústulosos. Es muy típico observar como estas áreas están delimitadas por un fino reborde escamoso, apareciendo lesiones satélites. El paciente refiere prurito intenso y quemazón.

Onicomicosis candidiásica

La onicominicosis candidásica aparece con cierta frecuencia en niños con muguet y en adultos con intertrigo de pequeños pliegues interdigitales. Puede mostrarse como una inflamación dolorosa del reborde periungueal, acompañada de mínima secreción purulenta o bien como un engrosamiento de la lámina ungueal con depresiones puntiformes y surcos trasversales.

Candidiasis en el aparato digestivo

  • Esofágica: Aparece una inflamación que causa problemas para tragar, ardor y dolor en el tórax.
  • Gastritis candidiásica: Aparece sobre todo en aquellos pacientes que sufren de úlcera gástrica.
  • Enteritis candidiásica: Provoca dolor abdominal y heces con más frecuencia que pueden contener hilos de sangre, lo que provoca deshidratación por diarrea. Es difícil de diagnosticar.
  • Anitis candidiásica: Cursa con picor, escozor e irritación del ano.

Candidiasis en el aparato respiratorio

Se puede producir una laringitis candidiásica, que suele darse a causa de un muguet oral. Las placas del muguet se desplazan hasta el aparato respiratorio, afectando a los bronquios y provocando tos frecuente, fiebre y esputos con sangre.

Candidiasis en el aparato reproductor

  • Vulvovaginitis candidiásica: Aparece por una alteración del ph vaginal, especialmente en embarazadas. Provoca irritación y picor en la vagina.
  • Balanitis candidásica: Causa infección en el glande y el prepucio del pene, que da origen a unas pústulas que generan picor.

Diagnóstico

El diagnóstico es fundamentalmente clínico, aunque en ocasiones es necesario apoyarse en un examen directo de las escamas o en un cultivo micológico.

Tratamientos

Según la extensión de la infección y el estado general del paciente se decide untratamiento tópico o sistémico. Así tópicamente se puede emplear cotrimazol al 1 por ciento, miconazol, ketoconazol, sertoconazol, terbinafina o naftilina. Los tratamientos sistémicos más frecuentemente empleados son itraconazol o fluconazol. El pronóstico es bueno siendo curativo tanto los tratamientos tópicos como sistémicos. Pero si los factores predisponentes de estas micosis no se corrigen es posible otra nueva infección.

Otros datos

La familia de hongos candida fue descubierta por la micóloga neerlandesa Christine Marie Berkhout en 1923, y desde entonces se han ampliado todos los estudios relacionados con ello, así como su forma de afectar al ser humano.

Pronóstico

La candidiasis puede curarse en la mayoría de los casos, aunque también es frecuente que el paciente vuelva a ser infectado al cabo del tiempo.

Candidiasis en hombres

candidiasis hombres - Candidiasis Tratamientos,síntomas e información

Cuando la candidiasis afecta al pene, causa balanitis, que es la inflamación del prepucio y del glande.

La candidiasis es una infección causada por algunas variedades del hongo Cándida, especialmente la Candida albicans. Esta patología en ocasiones puede ser considerada como propia del género femenino, aunque esto no es correcto.

Es cierto que la candidiasis afecta más a las mujeres que a los hombres, pero el sexo masculino tampoco se libra de la posibilidad de sufrir las consecuencias de este hongo.

El hecho de que las mujeres sean más propensas a tener esta infección micótica se debe a que la vagina, al ser una zona húmeda, cálida y cubierta, es adecuada para su proliferación. Sin embargo, los hombres, especialmente aquellos que no están circundados, también pueden desarrollar candidiasis.

Cuando este hongo afecta al pene, causa balanitis, que es la inflamación del prepucio y del glande. Los principales síntomas de candidiasis masculina incluyen el enrojecimiento del prepucio y/o del pene, la aparición de erupciones rojas y blancas alrededor del órgano, sensación de ardor y comezón, y la aparición de una capa blanquecina; en ocasiones la presencia de estas lesiones y pústulas causan dolor al mantener relaciones sexuales o al orinar.

La infección comienza con la aparición de estas pequeñas vesículas y pústulas que causan picor y escozor y que con el paso del tiempo se rompen y dan lugar a lesiones irritativas que pueden llegar hasta las ingles y el escroto.

Las causas de la candidiasis son varias:

Debilidad del sistema inmunológico

La Cándida está presente en la piel y el cuerpo humano en pequeñas cantidades. El sistema inmunológico controla el crecimiento de la población de este hongo; por ello, cuando es debilitado, la población de Cándida puede aumentar y acabar desarrollando una infección micótica. Los niños recién nacidos tienen riesgo de presentar cuadros de candidiasis, ya que su sistema inmunológico se encuentra aun reforzándose. El uso de antibióticos también puede provocar la aparición de infecciones fúngicas, ya que ataca tanto a los agentes infecciosos como a los que se encargan de defender el organismo ante posibles amenazas. El VIH también es un factor de riesgo para la aparición de esta infección.

Transmisión sexual

En el caso de los hombres, se produce al entrar en contacto con una vagina infectada por la Cándida. Aunque las defensas presentes en la piel del pene actúan contra el hongo, el contacto directo con una persona infectada eleva sus niveles y el sistema inmunológico no puede hacerles frente.

Exceso de levadura

Este hongo es un tipo de levadura presente en el organismo que es controlado por el sistema inmunológico, por lo que un incremento de los niveles de levadura favorecen la aparición de candidiasis. El exceso de azúcares y carbohidratos en el cuerpo también son un factor de riesgo. Los hombres que padezcan diabetes pueden desarrollar más fácilmente infecciones por hongos a raíz de la alta concentración de azúcares en la orina, que crea un entorno beneficioso para el crecimiento excesivo de levadura.

Entre otras causas y factores de riesgo que pueden favorecer el desarrollo de candidiasis se encuentran el hecho de no tener el pene circundado, ya que existe una zona cubierta, cálida y húmeda, idónea para el desarrollo del hongo, así como lavar la zona genital en exceso con jabones y sustancias agresivas, ya que daña la flora bacteriana de la piel y debilita la lucha contra la Cándida y otros hongos.

candidiasis vaginal

Es una infección de la vagina. Con mayor frecuencia se debe al hongo Candida albicans.

Causas

La mayoría de las mujeres tienen una candidiasis vaginal en algún momento. Candida albicans es un tipo común de hongo, que a menudo se encuentra en pequeñas cantidades en la vagina, la boca, el tubo digestivo y en la piel. La mayoría de las veces, no ocasiona infección ni síntomas.

La cándida y muchos otros microorganismos que normalmente viven en la vagina se mantienen mutuamente en equilibrio. Sin embargo, algunas veces, la cantidad de Candida albicans aumenta llevando a que se presente una candidiasis.

Esto puede suceder si usted:

  • Está tomando antibióticos usados para tratar otros tipos de infecciones. Los antibióticos cambian el equilibrio normal entre los microorganismos de la vagina.
  • Está embarazada.
  • Es obesa.
  • Tiene diabetes.

La candidiasis no se disemina a través del contacto sexual. Sin embargo, algunos hombres presentarán síntomas como prurito y erupción en el pene después de tener contacto sexual con una compañera infectada.

Tener muchas infecciones vaginales por cándida puede ser un signo de otros problemas de salud. Otras infecciones y flujos vaginales se pueden confundir con candidiasis vaginal.

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Flujo vaginal anormal. El flujo puede fluctuar de una secreción blanca ligeramente acuosa a un flujo blanco espeso y abundante (como requesón).
  • Ardor y prurito en los labios y en la vagina.
  • Relaciones sexuales dolorosas.
  • Micción dolorosa.
  • Enrojecimiento e inflamación de la piel justo por fuera de la vagina (vulva).

Pruebas y exámenes

Se hará un examen pélvico, el cual puede revelar:

  • Hinchazón y enrojecimiento de la piel de la vulva, en la vagina y el cuello uterino.
  • Manchas blancas y secas en la pared vaginal.
  • Fisuras en la piel de la vulva.

Se examina una pequeña cantidad de flujo vaginal usando un microscopio (llamado montaje en fresco o examen de hidróxido de potasio [KOH]).

Algunas veces, se toma un cultivo cuando la infección no mejora con tratamiento o reaparece muchas veces.

El médico puede ordenar otros exámenes para descartar otras causas de los síntomas.

Tratamiento

Las medicinas para tratar las candidiasis vaginales están disponibles como cremas, ungüentos, tabletas vaginales o supositorios, y tabletas orales. La mayoría puede comprarse sin necesidad de acudir con su proveedor.

Tratarse usted mismo en casa probablemente está bien si:

  • Sus síntomas son leves y usted no tiene dolor pélvico o fiebre.
  • Esta no es su primera candidiasis y no ha tenido muchas de estas infecciones en el pasado.
  • Usted no está embarazada.
  • Usted no está preocupada acerca de otras enfermedades de transmisión sexual por un reciente contacto sexual.

Las medicinas que usted misma puede comprar para tratar una candidiasis vaginal son:

  • Miconazol
  • Clotrimazol
  • Tioconazol
  • Butoconazol

Al usar estas medicinas:

  • Lea los empaques cuidadosamente y úselas de acuerdo con las instrucciones.
  • Tendrá que tomar la medicina durante 1 a 7 días, según cuál compre (si no tiene infecciones repetitivas, una medicina de un día podría funcionar en su caso).
  • No deje de usar estas medicinas antes de lo debido porque sus síntomas hayan mejorado.

El médico también puede recetar una píldora que se toma sólo una vez.

Si sus síntomas son más graves o usted tiene candidiasis vaginal con frecuencia, posiblemente necesite:

  • Medicina hasta por 14 días.
  • Un supositorio vaginal con clotrimazol o una píldora de fluconazol todas las semanas para prevenir nuevas infecciones.

Para ayudar a prevenir y tratar el flujo vaginal:

  • Mantenga su zona genital limpia y seca. Evite el jabón y enjuague sólo con agua. Sentarse en un baño tibio pero no caliente puede aliviarle los síntomas.
  • Evite las duchas vaginales. Si bien muchas mujeres se sienten más limpias si toman duchas vaginales después de la menstruación o relación sexual, esto puede realmente empeorar el flujo vaginal. Estas duchas eliminan bacterias sanas que recubren la vagina y que la protegen contra las infecciones.
  • Tome yogur con cultivos vivos o tabletas de Lactobacillus acidophilus cuando esté tomando antibióticos. Esto puede ayudarle a prevenir una candidiasis vaginal.
  • Use condones para evitar contraer o diseminar otras infecciones.
  • Evite el uso de aerosoles, fragancias o polvos de higiene femenina en la zona genital.
  • Evite el uso de pantalones largos o cortos extremadamente apretados, los cuales pueden causar irritación.
  • Use ropa interior de algodón o pantimedias con entrepierna de algodón. Evite la ropa interior hecha de seda o nailon debido a que estos materiales pueden incrementar la sudoración en la zona genital, lo cual lleva a la proliferación de más hongos.
  • Si tiene diabetes, mantenga un buen control del nivel de azúcar en la sangre.
  • Evite usar vestidos de baño húmedos o ropa para hacer ejercicio por mucho tiempo. Lave la ropa húmeda o sudada después de cada puesta.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de las veces, los síntomas desaparecen completamente con el tratamiento apropiado.

Posibles complicaciones

El rascado intenso puede provocar que el área resulte agrietada, lo que aumenta la probabilidad de contraer una infección cutánea.

Las infecciones repetitivas que se producen inmediatamente después del tratamiento o una candidiasis que no responde bien al tratamiento pueden ser una señal temprana de diabetes o, en raras ocasiones, VIH.

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con su proveedor si:

  • Esta es la primera vez que usted ha tenido síntomas de una candidiasis vaginal.
  • No tiene certeza de que tenga una candidiasis.
  • Los síntomas no desparecen después de usar medicinas de venta libre.
  • Los síntomas empeoran.
  • Usted presenta otros síntomas.
  • Puede haber estado expuesta a una enfermedad de transmisión sexual (ETS).

Nombres alternativos

Infección por hongos – vagina; Candidiasis vaginal; Vaginitis candidósica

Candidiasis Cutánea

La candidiasis cutánea y otras formas de candidiasis son infecciones causadas por la levadura Candida albicans u otras especies de Candida . Las levaduras son hongos unicelulares que típicamente se reproducen por brotación, un proceso que implica una progenie de pellizco fuera de la célula madre. C albicans , el principal agente infeccioso en la infección humana, es una levadura oval de 2-6 μm de diámetro. C albicans (así como la mayoría de los hongos médicamente significativos) tiene la capacidad de existir tanto en formas de hifas y levaduras (llamado dimorfismo). Si las células pellizcadas no se separan, se produce una cadena de células y se denomina pseudohifas.

Las infecciones superficiales de la piel y las membranas mucosas son los tipos más comunes de infecciones candidales de la piel. Tipos comunes de infección cutánea candidal incluyen intertrigo, dermatitis de pañal, erosio interdigitalis blastomycetica, dermatitis perianal y balanitis candidal. En ciertas subpoblaciones, la infección candidal de la piel ha aumentado en la prevalencia en los últimos años, principalmente debido al aumento del número de pacientes inmunocomprometidos.

Esofagitis, septicemia, endocarditis, peritonitis e infecciones del tracto urinario son tipos menos frecuentes de candidiasis. Aunque C albicans es la causa más común de infección humana, el género Candida incluye más de 150 especies. Candida tropicalis, Cándida parapsilosis, Cándida guilliermondi, Candida krusei, Candida kefyr, Candida zeylanoides y Candida glabrata (anteriormente Torulopsis glabrata ) son causas menos comunes de enfermedad humana.

Los seres humanos llevan hongos de levadura, incluidas las especies de Candal, en todo el tracto gastrointestinal (boca a través del ano) como parte de la flora comensal normal. La vagina también comúnmente es colonizada por levadura (13% de las mujeres), más comúnmente por C albicans y C glabrata . El aislamiento oral comensal de las especies candidades oscila entre el 30-60% en adultos sanos. Obsérvese que las especies de Candida no forman parte de la flora normal de la piel; Sin embargo, pueden colonizar transitoriamente dedos o pliegues corporales

¿Qué es la candidiasis esofágica?

La candidiasis esofágica es una infección por levaduras del esófago. La condición también se conoce como candidiasis esofágica.

Los hongos de la familia Candida causan esofagitis. Hay cerca de 20 especies de Candida que pueden causar la condición, pero por lo general es causada por Candida albicans.

¿Cómo se desarrolla la candidiasis esofágica?

Las huellas del hongo Candida normalmente están presentes en la superficie de su piel y dentro de su cuerpo. Normalmente, su sistema inmunológico puede regular estos organismos buenos y malos en su cuerpo. A veces, sin embargo, un cambio en el equilibrio entre la Candida y sus bacterias saludables puede causar la levadura a crecer y convertirse en una infección.

 ¿Quién está en riesgo?

Si usted está sano, es poco probable que desarrolle esta condición. Las personas con sistemas inmunológicos comprometidos, como los que tienen VIH, SIDA o cáncer, y los adultos mayores corren mayor riesgo. Tener SIDA es el factor de riesgo subyacente más común. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) , el 20 por ciento de todas las personas con cáncer desarrollan la condición.

Las personas con diabetes también tienen un mayor riesgo de desarrollar aftas esofágicas, especialmente si sus niveles de azúcar no están bien controlados. Si usted tiene diabetes, a menudo hay demasiado azúcar presente en su saliva. El azúcar permite que la levadura para prosperar. Más importante aún, la diabetes no controlada también perjudica su sistema inmunológico, lo que permite a la candida prosperar.

Los bebés que nacen vaginales pueden desarrollar candidiasis oral si sus madres tuvieron una infección por levaduras durante el parto. Los bebés también pueden desarrollar candidiasis oral de la lactancia materna si los pezones de su madre están infectados. El desarrollo de la candidiasis esofágica de esta manera es poco común.

Hay otros factores de riesgo que hacen que alguien tenga más probabilidades de desarrollar esta condición. Usted está más en riesgo si:

  • fumar
  • Usar dentaduras postizas o parciales
  • Tomar ciertos medicamentos, como los antibióticos
  • Use un inhalador de esteroides para condiciones como asma
  • Tener la boca seca
  • Come mucha comida azucarada
  • Tener una enfermedad crónica

Identificar los síntomas de la candidiasis esofágica

Los síntomas del aftas esofágico incluyen:

  • Lesiones blancas en el revestimiento del esófago que pueden parecer queso cottage y pueden sangrar si son raspadas
  • Dolor o malestar al tragar
  • boca seca
  • Dificultad para tragar
  • náusea
  • Vómito
  • pérdida de peso
  • Dolor de pecho

También es posible que la candidiasis esofágica se extienda al interior de la boca y se convierta en candidiasis oral. Los síntomas de la candidiasis bucal incluyen:

  • Parches blancos cremosos en el interior de las mejillas y en la superficie de la lengua
  • Lesiones blancas en el techo de la boca, amígdalas y encías
  • Grietas en la esquina de la boca

Las madres que amamantan pueden experimentar la infección de Candida de los pezones, que pueden pasar encendido a sus bebés. Los síntomas incluyen:

  • Especialmente los pezones rojos, sensibles, agrietados o con picazón
  • Dolores punzantes sentían profundamente dentro del pecho
  • Dolor significativo durante la lactancia o el dolor entre sesiones de enfermería

Si experimenta estas condiciones, debe vigilar a su bebé para detectar signos de infección. Aunque los bebés no pueden decir si se sienten mal, pueden volverse más quisquillosos e irritables. También pueden tener las lesiones blancas distintivas asociadas con aftas.

 Aftas esofágicas: Pruebas y diagnóstico

Si su médico sospecha que podría tener esguince esofágico, harán un examen endoscópico.

Examen endoscópico

Durante este examen, su médico mira hacia su garganta usando un endoscopio. Se trata de un tubo pequeño y flexible con una pequeña cámara y una luz al final. Este tubo también se puede bajar en el estómago o los intestinos para comprobar el grado de la infección.

Tratamiento de la candidiasis esofágica

Los objetivos del tratamiento de la candidiasis esofágica son matar el hongo y evitar que se propague.

La candidiasis esofágica garantiza la terapia antimicótica sistémica, y una medicación antifúngica, tal como itraconazol , se prescribirá probablemente. Esto evita que el hongo se propague y trabaja para eliminarlo del cuerpo. La medicación puede venir en una variedad de formas, tales como tabletas, pastillas, o un líquido que usted puede chascar en su boca como el enjuague bucal y después tragar.

Si su infección es ligeramente más grave, puede recibir un medicamento antimicótico llamado fluconazol administrado por vía intravenosa en el hospital.

Las personas con VIH tardío podrían necesitar una medicación más fuerte, como la anfotericina B. Lo más importante es que el tratamiento del VIH es importante para controlar la candidiasis esofágica.

Si su candidíase esofágico ha comprometido su capacidad de comer, su médico puede discutir las opciones nutricionales con usted. Esto puede incluir batidos de alta proteína si puede tolerarlos o opciones alternativas de alimentación, como un tubo gástrico en situaciones severas.

Prevención de la candidiasis esofágica

Puede reducir el riesgo de desarrollar candidiasis esofágica de las siguientes maneras:

  • Coma yogur cuando tome antibióticos.
  • Trate las infecciones vaginales por levaduras.
  • Practique una buena higiene bucal.
  • Vaya a su dentista para chequeos regulares.
  • Limite la cantidad de alimentos azucarados que consume.
  • Limite la cantidad de alimentos que usted come que contienen levadura.

A pesar de que los que tienen VIH y SIDA corren un mayor riesgo de tener candidiasis esofágica, los médicos rara vez prescriben medicamentos antimicóticos preventivos. La levadura podría volverse resistente a los tratamientos. Si usted tiene VIH o SIDA, puede reducir el riesgo de una infección de esguince esofágico tomando medicamentos antirretrovirales prescritos (TAR).

Futuras complicaciones de la salud

El riesgo de complicaciones después del desarrollo de la candidiasis esofágica es mayor en personas con sistemas inmunológicos integrados. Estas complicaciones incluyen aftas que se extiende a otras áreas del cuerpo y una incapacidad para tragar.

Si usted tiene un sistema inmunológico comprometido, es muy importante buscar tratamiento para la candidiasis tan pronto como note los síntomas. El tordo puede extenderse fácilmente a otras partes de su cuerpo, incluyendo:

  • livianos
  • hígado
  • válvulas cardíacas
  • Intestinos

Al recibir tratamiento tan pronto como sea posible, puede reducir la probabilidad de que el tordo se propague.

Perspectivas de la candidiasis esofágica

La candidiasis esofágica puede ser dolorosa. Si no se trata, puede convertirse en una condición grave e incluso mortal. En los primeros signos de aftas orales o esguince esofágico, hable con su médico. La candidiasis esofágica es muy propensa a la propagación. Cuantas más áreas del cuerpo afectado, más grave puede ser la infección. Existen medicamentos disponibles para tratar la candidiasis esofágica, incluyendo medicamentos antimicóticos. El tratamiento rápido y cuidadoso puede reducir su dolor y malestar.

QUÉ ES LA CANDIDIASIS INTESTINAL?

La candidiasis es una infección que afecta al intestino delgado causada por diversas variedades de cándida, parásitos de ‘hongos’, especialmente Cándida albicans, aunque existen unas 150 especies de cándidas distintas. La Cándida albicans es una levadura que reside en nuestro tracto intestinal y si todo va bien vive en armonía dentro de nosotros y cumple sus funciones de mantener el equilibrio intestinal, eliminar restos de carbohidratos mal absorbidos, absorber cierta cantidad de metales pesados para evitar que entren en nuestra sangre, y mantener el pH de nuestra sangre en equilibrio.

La candidiasis surge cuando por varios factores se deprime el sistema inmune y se desequilibra la flora intestinal, causando el crecimiento excesivo de esta levadura.

A %d blogueros les gusta esto: