Saltar al contenido
Educándose En Línea

Osteoblastos Definición y Formación

Osteoblastos

Los osteoblastos son células formadoras de hueso. De los tres tipos de células óseas, son las que producen la matriz que compone el hueso. La matriz, o material orgánico, incluye moléculas como las fibras de proteína de colágeno, que le dan flexibilidad al hueso, y los iones de calcio (Ca2 +) y fosfato (PO4-), que le dan al hueso su rigidez. Los osteoblastos producen y empaquetan las moléculas de la matriz para su liberación en el entorno extracelular. Una vez liberadas, las moléculas en la matriz reaccionan entre sí para formar un tejido óseo rígido pero flexible llamado osteoide que eventualmente se endurece para formar hueso.

Los osteoblastos generalmente se encuentran encima o al lado del hueso existente. La matriz que producen se convierte en una nueva capa de tejido óseo, lo que hace que el hueso existente sea más fuerte y más grueso. Piensa en los osteoblastos cuando eres un niño haciendo un muñeco de nieve. Para hacer que el muñeco de nieve sea más fuerte, el niño empaca más nieve en el exterior del muñeco de nieve en lugares específicos. Sin embargo, en el caso de los huesos, los osteoblastos finalmente quedan atrapados en la matriz que ellos mismos producen. Una vez que esto sucede, llamamos a las células osteocitos. Un osteoblasto no puede formar un hueso por sí mismo. En cambio, los grupos de osteoblastos trabajan juntos en comunidades llamadas osteones.

Definición de Osteoblastos

 Los osteoblastos son células formadoras de hueso que descienden de las células osteoprogenitoras. Forman una mezcla de proteínas conocida como osteoide, que se mineraliza para convertirse en hueso. Osteoid se compone principalmente de colágeno tipo I.

Los osteoblastos también fabrican hormonas, como las prostaglandinas, para actuar sobre el hueso. Producen con fuerza fosfatasa alcalina, una enzima que tiene un papel en la mineralización del hueso, así como muchas proteínas de la matriz. Los osteoblastos son las células óseas inmaduras y, finalmente, quedan atrapadas en la matriz ósea y se convierten en osteocitos, que son las células óseas maduras. Todas las células del revestimiento óseo son osteoblastos.

Cómo se forman los osteoblastos

Todas las células del cuerpo humano provienen de las células existentes. Algunas células de tu cuerpo son células madre; piensa en ellos como la reina de una colonia de hormigas. Su trabajo es reproducirse. Tiene diferentes tipos de células madre, algunas para producir células sanguíneas, otras para producir células musculares, otras para células óseas, y así sucesivamente. En cuanto a los osteoblastos y condrocitos (células que producen cartílago), el nombre lo dice todo. Se derivan de las células progenitoras osteocondrales (OPC) ( osteo = hueso; condro = cartílago). Las OPC a su vez derivan de células madre mesenquimales (MSC). Recuerde, ¡todas las células provienen de otras células!

Piense en ello como un árbol genealógico. Las MSC se producen temprano en el desarrollo fetal. Cuando un MSC se divide, se forman dos células. Una célula sigue siendo un MSC; el otro cambia (diferencia) un poco y podría convertirse en un OPC. Cuando un OPC se divide, una célula permanece como OPC y la otra se diferencia un poco y puede convertirse en un osteoblasto o un condrocito.

El momento y la ubicación de la diferenciación de osteoblastos es complejo y está bajo el control de muchas moléculas de señalización. Después de los ejercicios de soporte de carga, como caminar, correr o entrenar con pesas, la formación y actividad de los osteoblastos aumentan y los huesos se vuelven más gruesos y fuertes. Alternativamente, después de períodos de inactividad debido a parálisis o enfermedad, la actividad de los osteoblastos disminuye, y los huesos se vuelven más débiles. Esta es una gran preocupación para los astronautas que experimentan muchos meses sin gravedad. ¿Cómo se realizan actividades de carga sin gravedad?

Summary
Osteoblastos
Article Name
Osteoblastos
Descripción
Los osteoblastos son células formadoras de hueso. De los tres tipos de células óseas, son las que producen la matriz que compone el hueso. La matriz, o material orgánico, incluye moléculas como las fibras de proteína de colágeno, que le dan flexibilidad al hueso, y los iones de calcio (Ca2 +) y fosfato (PO4-), que le dan al hueso su rigidez.
Author
Publisher Name
Educándose en linea
Publisher Logo
A %d blogueros les gusta esto: